Saltar al contenido

Como evitar las Ets

Una enfermedad de transmisión sexual (ETS) es una infección que se transmite durante el contacto sexual con otra persona. Esto incluye tocar, ya que algunas ETS pueden transmitirse por contacto de piel a piel.

En general, las ETS son altamente prevenibles. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), cada año se diagnostican casi 20 millones de nuevas enfermedades de transmisión sexual en los Estados Unidos. Sin embargo, una gran cantidad de esas infecciones podrían evitarse si las personas tomaran decisiones diferentes sobre su salud sexual.

¿CÓMO PROTEGERME DE LAS ETS?

El único método garantizado para prevenir las ETS es abstenerse de todo contacto sexual. Sin embargo, a la mayoría de las personas no les parece una solución práctica. Al participar en actividades sexuales, hay pasos que las personas pueden tomar para limitar su riesgo de ETS.

PROTECCIÓN ANTES DEL SEXO

Protección antes del sexo

La prevención efectiva de las ETS comienza antes de que ocurra la actividad sexual. Estos son algunos pasos que puede seguir para reducir su riesgo de ETS antes de tener relaciones sexuales:

  • Limite su número de parejas sexuales.
  • Hable honestamente con posibles parejas sobre sus dos historias sexuales.
  • Hágase la prueba, junto con su pareja, antes de tener relaciones sexuales.
  • Evite las relaciones sexuales bajo la influencia del alcohol o las drogas.
  • Vacúnese contra el virus del papiloma humano (HPV) y la hepatitis B (HBV).

Tener una conversación sobre salud sexual con su pareja es clave, pero no todas las personas con ETS saben que están infectadas. Por eso es tan importante hacerse la prueba antes de tener relaciones sexuales con una nueva pareja.

Si le han diagnosticado una ETS, infórmele a su pareja. De esa manera, ambos pueden tomar decisiones informadas sobre el riesgo. También debe preguntar explícitamente a su pareja si tiene (o ha tenido) una ETS.

SEXO SEGURO

Practicar sexo seguro

Tener sexo seguro significa usar una barrera de látex o poliuretano para todas las formas de sexo. Esto puede incluir:

  • el uso de un condón masculino o femenino para el coito
  • usando condones o presas dentales para el sexo oral
  • usando guantes para penetración manual

Enjuagarse después del sexo puede ayudar a eliminar cualquier material infeccioso en su piel. Las mujeres en particular deben orinar después del sexo. Esto puede reducir el riesgo de infecciones del tracto urinario (ITU).

USO CORRECTO DE LOS CONDONES

Uso correcto de los condones

Cuando use condones y otras barreras para tener relaciones sexuales más seguras, es importante seguir las instrucciones en la caja. Usar condones correctamente los hace más efectivos. Siga estas precauciones de seguridad cuando use condones:

  • Verifique la fecha de vencimiento.
  • Asegúrese de que el paquete del condón tenga una burbuja de aire, lo que muestra que no ha sido perforado.
  • Coloque el Condón puesto correctamente.
  • Siempre deje espacio en la punta.
  • Desenrolle el condón sobre el pene, no antes de que continúe.
  • Use lubricante seguro para condones durante el coito.
  • Sujete el condón cuando lo retire después del sexo, para que no se resbale.
  • Deseche el condón adecuadamente.
  • Nunca quite un condón e intente volver a ponérselo
  • Nunca reutilice un condón.

RIESGOS POTENCIALES

Riesgos potenciales

Los condones y otras barreras son muy buenos para prevenir el intercambio de fluidos corporales infectados. También pueden ayudar a minimizar el contacto de piel a piel. Esto reduce la transmisión de enfermedades que se propagan a través del tacto. Sin embargo, no impide la transmisión por completo. Las ETS que se transmiten a través del contacto de piel a piel incluyen: